Rachas, récords y retiradas

El culmen de la admirable carrera de Sir Alex Ferguson en los banquillos destaca en la reseña estadística semanal de fifa junto con las dispares fortunas de Lionel Messi, Porto, París Saint-Germain y Greuther Fuerth.

9.680

 días después de asumir el mando del Manchester United, Ferguson anunció el pasado miércoles que se retirará al final del curso. El desplazamiento del próximo domingo al campo del West Bromwich Albion cerrará el telón de un período fecundo en Old Trafford, durante el cual el técnico escocés cosechó 38 trofeos y 625 victorias en la máxima categoría de Inglaterra. Prueba fehaciente de su longevidad es que el 45% de los jugadores que han competido en la Premier League esta temporada, entre ellos 17 del primer equipo de los Red Devils, ni siquiera habían nacido cuando Ferguson tomó las riendas del United en 1986. Desde entonces, 1.278 entrenadores han dejado sus puestos en la división de honor inglesa. Los hombres de Ferguson ciertamente agasajaron el domingo a su Boss con una digna despedida en Old Trafford al doblegar por 2-1 al Swansea. Rio Ferdinand, que llevaba 1947 días sin hacer diana en la Premier, se convirtió en el insólito desnivelador del enfrentamiento al firmar el tanto de la victoria. Fue el gol número 1535 del cuadro local en su estadio desde que el estratega saliente se sentó por primera vez en la caseta.

56

 encuentros de liga sin perder fue el registro combinado con el que Benfica y Porto saltaron al terreno de juego del Estadio do Dragao el sábado. Durante buena parte del choque, dio la sensación de que el empate 1-1 que figuraba en el marcador prevalecería y ambos conjuntos afrontarían su último compromiso de la temporada con sus rachas de imbatibilidad intactas. Pero eso cambió de repente en el minuto 92, cuando la agónica estocada de Kelvin puso al Porto por delante en la carrera por el título e infligió a su rival su primera derrota en el torneo portugués en más de 13 meses. El resultado deja al equipo de Oporto a un paso de adjudicarse su tercer título seguido y su 27º en total, lo que lo colocaría a cinco del récord nacional histórico ostentado por el Benfica.

21

 partidos consecutivos goleando fue la asombrosa racha de Lionel Messi, récord en la Liga española, que el domingo se cerró. La recurrencia de sus molestias en los isquiotibiales seguro que contribuyó al efecto. El Atlético de Madrid logró así lo que ningún equipo español había conseguido desde la hazaña del Celta de Vigo el 3 de noviembre. Desde esa fecha, el genio argentino ha acumulado la escalofriante cifra de 33 goles en la Liga BBVA. El astro del FC Barcelona pudo consolarse, sin embargo, con un nuevo título de liga, su vigésimo trofeo importante desde su debut con los azulgranas en 2004. Pese a la sequía de Messi, el Barça se las arregló para vencer por 1-2 al Atlético y de paso instaurar una nueva plusmarca en el campeonato español al “mojar” en su 27º partido seguido a domicilio.

19

 años ha tenido que esperar el París Saint-Germain para reencontrarse con el trofeo liguero de Francia este domingo. Se trata del tercero de este tipo que conquista el club capitalino en su historia. Aún le faltan siete para igualar el récord nacional, propiedad del Saint-Étienne, que por su parte lleva 32 años sin olerlo. Para tres de los jugadores del PSG —David Beckham, Zlatan Ibrahimovic y Maxwell— Francia es el cuarto país en el que se han coronado. Sólo Mateja Kezman, curiosamente también ex futbolista del PSG, los sobrepasa; el delantero serbio se proclamó campeón de liga en cinco naciones distintas. El conjunto de Carlo Ancelotti se lo ha merecido: ha demostrado tener la delantera más prolífica de la Ligue 1 (63 goles a favor) y la defensa más hermética (21 goles en contra). Su guardameta, Salvatore Sirigu, ha acumulado la nada desdeñable cifra de 22 encuentros imbatido.

0

 victorias en 17 partidos en casa esta temporada es el horrísono balance con el que el Greuther Fuerth ha entrado en el libro de los récords de la Bundesliga alemana. Nunca antes, en los 50 años de historia del campeonato alemán, un equipo había cursado la campaña sin saborear la victoria al menos una vez en su propio feudo. Mientras el farolillo rojo batía ese infausto récord, el campeón fulgurante, el Bayern de Múnich, se dedicaba a romper los más felices. La victoria sabatina del coloso bávaro por 3-0 sobre el Augsburgo fue el 36º asalto en serie de la Bundesliga en el que los pupilos de Jupp Heynckes han metido al menos un gol. Además, sirvió para sumar el puntaje sin precedentes de 88 enteros en una misma temporada, 22 por encima de su perseguidor más tenaz, el Borussia Dortmund, el mayor margen contabilizado jamás entre los dos primeros clasificados teutones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>